Saltar al contenido

¿Cómo funciona un kit fotovoltaico de autoconsumo?

Kit autoconsumo

Gracias al kit fotovoltaico de autoconsumo se tiene la capacidad de generar energía eléctrica propia para abastecer a mayoría de las necesidades diarias que se tienen en el hogar. Esta es creada a través de los mismos consumidores y se puede almacenar en las baterías que vienen incluidas dentro del set para utilizarlas posteriormente como una red de electricidad externa.

Son la mejor forma de ahorrar algo de dinero en la factura eléctrica y de contribuir con el medio ambiente, creando un mundo más sostenible ya que se estaría utilizando energía limpia y renovable proveniente directamente de los rayos solares.

¿Cuál es el funcionamiento del kit fotovoltaico de autoconsumo?

Aunque el nombre pueda parecer un poco complicado, su funcionamiento es muy sencillo. Los rayos solares constantemente envían particular muy pequeñas que están llenas de energía, las cuales se conocen como fotones, que al chocar con las placas solares incluidas en este kit crean una diferencia en el potencial generando así una corriente continua.

Para poder utilizar los electrodomésticos en casa es necesario tener una corriente alterna, que sería la que se paga a las diversas compañías eléctricas, por tanto, adquiriendo este set y usando su convertidor, se puede transformar la corriente continua obtenida de la luz del sol en una corriente alterna.

Una vez que se instala este kit los primeros vatios consumidos en el hogar provienen directamente de este y no de una red general, la compañía eléctrica solo proporcionara la cantidad que falte durante las horas sin sol.

Nivel de potencia

Los paneles fotovoltaicos de autoconsumo deben poseer como mínimo la potencia necesaria para poder cubrir el consumo de los electrodomésticos que se usan de forma permanente en el hogar. Esto se puede medir ubicando los datos de la energía consumida de forma habitual en un día común, basándose en las necesidades básicas para así instalar el equipo adecuado.