Saltar al contenido

¿Cómo funciona un kit Solar Fotovoltaico?

La manera en que funciona un kit Solar Fotovoltaico es bastante sencilla, estos buscan captar la energía solar para poder transformarla en energía eléctrica en una corriente continua. Esto significa que los fotones que contienen los rayos solares al tener choques con las placas solares producen potenciales distintos generando la corriente continua.

Este proceso transforma dicha corriente a través de los paneles en corriente alterna, la cual da paso a una red eléctrica, y la energía que sobra luego del proceso puede ser almacenada en baterías o acumuladores especiales, de este modo garantizan una fuente de luz incluso durante la noche.

¿Cómo se compone un kit solar fotovoltaico?

Estos se encuentran compuestos por los siguientes elementos:

Panel solar

Se trata del elemento encargado de recibir la radiación solar necesaria para generar la corriente continua.

Inversor o convertidor

Se encarga de convertir dicha corriente generada por las placas solares en corriente alterna, permitiendo el uso de todo tipo de aparatos eléctricos.

Batería

En ellas se almacena la energía directo desde las instalaciones de paneles, para así poder utilizarlas de distintos modos.

Regulador

Es la pieza que ayuda a que la batería funcione correctamente y evita que trabaje más de lo necesario para no dañarse.

Ventajas de tener un kit solar fotovoltaico

Contar con un kit solar dentro del hogar tiene muchos beneficios, entre ellos los siguientes:

  • Su instalación es sencilla, no requiere de técnicos.
  • Es un equipo que requiere de muy poco mantenimiento para funcionar adecuadamente.
  • La vida útil de estos paneles es muy extensa.
  • Puede usarse en zonas rurales donde las redes eléctricas no son eficientes con ayuda de un dispositivo de almacenamiento.
  • Es posible aumentar la potencia de uso en cualquier momento con solo incorporar más paneles.
  • Es un equipo resistente a todo tipo de condiciones meteorológicas.

Los kits solares fotovoltaicos incluyen todo lo necesario para poder instalarse rápida y fácilmente, desde los paneles, hasta los convertidores y reguladores de carga, junto a las baterías o acumuladores especiales para poder usar el producto sobrante en los momentos donde la luz solar es escasa.